• Desgrabación de una sesión sobre "Gratitud" que brindó Marshall Rosenberg durante el Intensive Inter

    El siguiente texto corresponde a la sesión sobre "Gratitud" que brindó Marshall Rosenberg durante el Intensive International Training, realizado en la Argentina del 7 al 16 de Noviembre del año 2003.

    Para cuidar la privacidad de los diferentes participantes, se ha usado la palabra P (que refiere a "participante") acompañada por un número, para señalar las intervenciones de diferentes personas.

    El presente texto ha sido desgrabado, editado y completado con notas escritas tomadas durante la sesión por Alejandra Bello.

    M: Podemos construir la conciencia de la Comunicación No Violenta (CNV) detrás de cada una de nuestras acciones. Para ello es necesario tener conciencia de nuestro poder divino. Esta conciencia es algo que está vivo y tiene el poder de determinar nuestras acciones. Cada uno de nosotros es energía divina y tenemos poder para enriquecer a la vida. Así, parte de esto, se transforma en algo educativo.

    Esto no viene de la creencia que nosotros provenimos de una energía divina. Tenemos que vivenciar / experimentar para poder creer. Entonces, ¿Cómo es que recibimos confirmación que tenemos este poder de enriquecer a la vida y que podemos ejercitar en cada momento y en cada lugar?

    Tenemos esto a partir de la gratitud sincera : cuando tenemos confirmación de nuestras palabras, de nuestro poder de enriquecer a la vida. Cuanto más tenemos esta confirmación, más tenemos la conciencia y tenemos más jugo jirafa en nuestro sistema.

    ¿Qué quiero decir cuando digo " jugo jirafa "? Permítanme darles un sabor de esto. Piensen en algo que hayan hecho en las últimas 24 horas que de algún modo contribuyó con el bienestar de otra persona. Probablemente será difícil pensar en eso ahora. Probablemente hayan hecho cien cosas que hayan contribuido y simplemente no pensamos, porque es una parte muy intrínseca de nuestra naturaleza... Entonces, elijan algo que hayan hecho en las últimas 24 horas que de alguna manera -grande o pequeña- realmente enriqueció la vida de otra persona. Marshall se dirige a una participante: ¿Algo te viene a ti?

    Participante 1 (P): Darle empatía a alguien que necesitaba.

    M: Ahora, pongan su atención en la acción. ¿Cómo se sintió haber satisfecho para esa persona la necesidad de empatía? Simplemente sé conciente en cómo sentiste que la vida de esa persona fue enriquecida, y mantén eso en tu conciencia. ¿Cómo te sentís?

    P1: Muy felíz.

    M: Eso es jugo jirafa. Ese es el jugo jirafa. Es adictivo. Tengan cuidado, porque cuanto más prueben de ese jugo, no van a aceptar más el jugo que nuestra cultura nos da e intenta volvernos dependientes. Nuestra cultura trata que nos sintamos bien al darnos unos informes positivos, autos grandes, etc. Eso es lo que la cultura nos ha educado para que nos volvamos adictos. Pero cuando tu pruebas la cosa real sobre cómo se siente realmente enriquecer la vida de otra persona, podemos ver lo falso que es, la distorsión que hay en lo que la cultura nos enseña. Lo que pasa entonces es, que cuanto más sienten ese jugo jirafa, viene la conciencia del poder que tenemos para enriquecer a la vida. Y esta conciencia viene de recibir una gratitud sincera de la otra persona. Esto a veces puede ser sin palabra. Marshall se dirige a la P1 que ofreció su ejemplo y pregunta: ¿Cómo pudiste saber lo que pasaba?

    P1: No fue verbal.

    M: Puedes ver lo que hiciste, por ejemplo la empatía. Puedes sentir cómo se sentía esa persona cuando recibía empatía y qué necesidades estaban siendo satisfechas. Entonces, cuando obtenemos esta gratitud ya sea verbal o no verbal, aumenta la conciencia del poder que tenemos para enriquecer la vida. Tenemos una inyección de jugo jirafa en nuestro sistema. Y cuánto más jugo jirafa tenemos, nuestras únicas intenciones serán usar el poder que tenemos para enriquecer a la vida. Y este es un círculo, un círculo maravilloso. Y es adictivo.

    Y ahora si ven la CNV ayudándolos a contribuir, ayudándolos a empatizar en esto con otras personas y así aumentar el poder que tenemos para enriquecer a la vida. Si vemos que la CNV ayuda a involucrarse y participar de este círculo, van a aprender la CNV con una energía que ayudará a mantener este sistema. Ahora si perdemos la conexión con este círculo, a quién le importa saber la diferencia entre una observación y una evaluación; y a quién le importa si expreso un sentimiento o un pensamiento. Es sólo el grado en que ustedes ven que la CNV en la experiencia, los ayuda a mantenerse en este círculo, los ayuda a mantenerse concientes del poder que tienen para enriquecer la vida, los ayuda a actuar de una manera cuya intención sea enriquecer a la vida.

    Ahora bien, uno de los principales problemas que yo creo que tenemos en nuestro planeta es cierta escasez. Es una escasez muy seria, porque cuando esta escasez existe interfiere con este círculo maravilloso. Hoy en día leemos mucho sobre la escasez de petróleo y lo importante que es esto... la escasez del agua que también es importante. Pero no son tan importantes como otra escasez: la escasez en gratitud sincera.

    Hay toda una serie de razones por las cuales esta gratitud no es expresada ni es recibida. Entonces, hagamos un poco de investigación en la causa de esta seria escasez. Me gustaría que cada uno de ustedes piense en una gratitud que les hubiera encantado recibir, pero que no obtuvieron. Tal vez algo que cuando ustedes eran niños les hubiera encantado escuchar o tal vez algo de ahora, una gratitud que les hubiera dado una buena dosis de jugo jirafa y suponiendo que era sincero. Les voy a dar un momento para que piensen en esto. Y cuando tengan la gratitud que les hubiera encantado escuchar y que no recibieron, vamos a practicar expresar la gratitud de una manera afín a la CNV. Vamos a practicarlo de esta manera:

    qué hubiera dicho esta persona si hubiera expresado gratitud desde la CNV. Esto significa:

    •  En primer lugar, que ustedes confían que es sincera y que no están haciendo algo para premiarlos sino que proviene del corazón.

    •  En segundo lugar, esto va a contener tres partes de información:

    •  Claramente qué es lo que hicieron.

    •  Cómo la persona se sintió al respecto.

    •  Qué necesidades de ellos fueron satisfechas.

    Imaginen a la otra persona, ¿qué hubieran dicho para poder expresar estas tres cuestiones de un modo claro? ¿Qué hubiera hecho que esto fuera una gratitud maravillosa? Presuponiendo que la intención es sincera y no para premiarlos. ¿Hay alguien que le gustaría expresar? Se dirige a una participante y le pregunta: ¿Te da miedo a expresarla?

    P2: Puedo ver mi chacal y me angustio mucho.

    M: A mi me gusta tu chacal y me gustaría hablar con él en este momento. Así que chacal número 1 ¿qué es lo que dices?

    P2: ¿Sobre esto?

    M: Lo que sea que esté diciendo, lo que sea que esté vivo en vos. A mí me gustaría hablar con tu chacal. Yo sabía que había un chacal precioso en vos en este momento cuando ví tu rostro.

    P2: Lo que digo es "Chacal ciego", "Chacal sordo", "Chacal egoísta".

    M: Entonces, es un chacal muy preocupado por cuidar a otra persona. Quiere estar seguro que no te pierdas en tus propias necesidades y que atiendas las necesidades de otros. ¿Es eso lo que está tratando decir este chacal?

    P2: Puede ser. Lo que alcanzo a ver es cómo quiero satisfacer las necesidades de otros y que su gratitud me llene.

    M: Entonces chacal ¿es eso lo que te preocupa? Te sientes bien acerca de tí misma porque satisfaces tu necesidad de contribuir al bienestar de otra persona.

    P2: Pero si no me lo agradecen, me enojo.

    M: Es muy doloroso no tener gratitud, muy doloroso. Realmente apreciarías recibir una confirmación de la cual puedas aprender. Pero cuando no recibes ninguna confirmación, es muy doloroso. Eso no significa que sea feed-back positivo, queremos honestidad en el feed-back. ¿Qué es lo que te viene ahora?

    P2: Pienso en mi suegra y como le dí sin nunca recibir nada a cambio hasta que me harté y se lo cobré.

    M: Esa es la próxima cosa que vamos a trabajar acá: las buenas razones por las cuales no damos gratitud. Entonces vamos a ver a esta persona que no les pudo dar gratitud, aún si ellos no viven vamos a ver a esta persona y le decimos: " tuve una charla y nos pidieron que pensáramos en una gratitud que nos hubiera encantado recibir y no recibimos. Entonces pensé en una gratitud que me hubiera encantado escuchar de vos y que nunca escuché. Me gustaría leértela ". Entonces ahí le leen la gratitud que escribieron. Y luego le piden a la persona " Por favor, decime qué es lo que hizo que no dijeras esto ".

    P3: ¿Puedo preguntar?

    M: Si.

    P3: ¿Qué dijo la persona por la cual me gustaría escuchar esto?

    M: Si, qué es lo que te dijo, qué es lo que hizo o qué es lo que le impidió que dijera eso.

    P3: Me diría "Para eso te pago".

    M: (risas) ¿Cómo se hubiera escuchado la gratitud?

    P3: ¿La que a mí me hubiera gustado recibir?

    M: Si.

    P3: "Cuando te veo una y otra vez escribiendo este libro e incorporando nuestro proceso de reflexión en él, estoy contenta y agradecida porque mis necesidades de ser conocida y de contribuir a la gestión del Gobierno de la Ciudad están siendo satisfechas."

    M: Si, es hermoso decir y oir eso. Y la respuesta que escribiste es muy importante. Vamos a escucharla de nuevo.

    P3: "Para eso te pago".

    M: Siento tanta tristeza por estas personas porque han sido educadas en un mundo que les enseña a hacer cosas por recompensas y no saben qué maravilloso puede ser el mundo cuando el propósito es solamente enriquecer la vida. Esas personas tienen en su conciencia el concepto de deber y obligación. ¡Qué triste es vivir en ese mundo! Esa es una de las razones por las cuales la gratitud no es expresada. No es necesario agradecer, porque es tu deber y tu obligación. No hemos sido educados para servir a la vida, hemos sido educados para servir a las personas que están en la cima de las estructuras. Entonces es muy importante hacer las cosas por deber o por obligación. La palabra "gratitud" no entra. La gratitud es tu salario. ¡Qué mundo más triste para vivir! Lamentablemente muchas personas viven en ese mundo. La mayor cantidad de cosas que hacen las realizan por deber y por obligación y por hacer dinero. De seguro no son gente divertida con la cual trabajar. (silencio)

    Bien, volvamos a otras.

    P4: Yo tengo un ejemplo. Mi hija está estudiando arquitectura y ella está terminando su carrera. Ella se está sintiendo muy estresada y está preparando su último trabajo. Y yo me sentí frustrada porque el otro día estaba hablando con ella y tratando de ver qué era lo que le pasaba y yo pensé que la había ayudado pero no sentí que ella estuviera agradecida.

    M: Entonces, veamos cuál era la gratitud que te hubiera gustado recibir.

    P4: Cuando te sentaste anoche conmigo y sinceramente te comunicaste y descubriste que estaba enojada porque no me salía la maqueta, me sentí felíz al sentirme escuchada y comprendida por vos.

    M: Sería muy hermoso oir eso y entonces la madre le pregunta a la hija "¿Qué es lo que te impide decir esto?" Y la hija dice...

    P4: "No lo pensé o porque no me lo preguntaste".

    M: Esa persona no tiene gratitud en su conciencia. No estoy sorprendido y mucho menos si está en la universidad. Están muy preocupados por todo lo que tienen que lograr y están pensando en el futuro y cuándo estás atrapado en eso es muy difícil celebrar la vida. El cerebro está programado acerca de aquello que necesita ser hecho. Entonces no tenemos conciencia sobre esta necesidad que trae gratitud y es fácil quedar atrapado en aquello que debe ser hecho y nunca hay un final para las cosas que necesitan ser hechas. Si elegís vivir de esta forma hay muy poco espacio para la gratitud y muy poco espacio para la celebración. Esto fue expresado de un modo hermoso por un caballero de siete años de edad de Santa Bárbara, California. Su madre estaba en un curso, y ella dice " Cada día él dice que no quiere ir a la escuela. Y le sigo diciendo la importancia que para mí tiene que vaya a la escuela ." Entonces trabajamos sobre cómo empatizar con él y al día siguiente ella vuelve a la casa y como siempre el chico le dice " No quiero ir a la escuela ". Esta vez, ella intenta escuchar. Ella dice que le gustaría realmente entender cuáles son las necesidades que no estan siendo satisfechas cuando va a la escuela. Y él le dice tan claramente y en pocas palabras... él dijo: " Mamá todo es acerca del futuro ". (Silencio). No hay espacio para el presente, para la celebración, para vivir. Todo el mundo es un paso para pasar al próximo paso para pasar al próximo para pasar al próximo paso... Marshall se dirige a la P3 y le pregunta: ¿En este momento sentís lo que hace eso?

    P3: Si.

    M: Estamos programados para eso, entonces vamos a ser buenos trabajadores. Vamos a focalizarnos para conseguir trabajo, no hay lugar para celebrar la vida. (Silencio) ¿Quién tiene otro?

    P5: Tengo una gratitud que está viva en mí ahora.

    M: Te gustaría decirla ahora?

    P5: Recuerdo en Oakland en un curso cuando vos viniste... Y este ejercicio fue un tormento para mi. Y vos me diste empatía y para mi era muy difícil recibirla, aún de esta manera. Y tiene que ver con ser docente y sentirme sola y responsable si alguien me felicita por lo buena maestra que yo soy y como tomo la responsabilidad de cuidar a los niños. Y ahora cuando hice el ejercicio me sentí muy viva y me sentí libre. Y estoy muy agradecida por aquel momento, porque me volví conciente de las necesidades de las personas que están siendo satisfechas por mis acciones y no estoy escuchando "todo bueno o todo malo". Siento gratitud justo ahora por el trabajo que vos hiciste tiempo atrás conmigo.

    M: Si, estás celebrando que esa experiencia te abrió para poder ahora recibir y así servir más a la vida. Algunas expresiones pasadas son razones por las cuales las personas no expresan gratitud. Y vos estás trayendo ahora otro aspecto muy importante que es ¿qué es lo que hace que sea difícil recibir la gratitud aún cuando si es expresada? Muchas veces, aún cuando la gratitud es expresada, no la recibimos. Es tan importante saber cómo recibir la gratitud así como expresarla.

    P6: Un amigo chileno me llamó la atención estando aquí en la Argentina, acerca de cómo culturalmente cada vez que él agradecía, le decían "no no no, por favor".

    M: En casi todos los países. En cada cultura en las cuales he trabajado, si querés torturar a alguien, expresale gratitud. Acá hay un chacal que habla en castellano: "No por favor". Aquí un chacal que habla en alemán (Marshall dice la expresión equivalente en alemán). Aquí hay un chacal que habla inglés "No es nada". Mi favorito son los suecos (Y Marshall hace solo un sonido seco como si fuera una tos). Le da mucho miedo al chacal recibir la gratitud por razones que vamos a ver. Le da mucho miedo.

    P4: Pero en América dicen "You are welcome" y es muy bonito.

    M: Si, pero depende de la rapidez con que la digan. Si se expresa la gratitud y ves que hay dolor en sus ojos y con la rapidez de la luz te dice "de nada, de nada", es una manera de no recibir. Es un chacal aterrorizado. Si quieren torturar a los chacales, exprésenle gratitud sincera.

    Ahora me gustaría que viéramos un poco más cuáles son las cuestiones que hacen que las personas no expresen la gratitud. ¿Alguien tiene más ejemplos?

    P7: Trabajé en una escuela durante muchos, muchos años y siento mucho cariño por la escuela. Pero eventualmente yo decidí irme. Entonces cuando yo anuncié esto a la directora, creo que lo único que quería era una gratitud sincera, que me dijera "Siento tristeza al verte ir. Trabajaste con mucho esfuerzo y con mucho amor. Gracias".

    M: Y entonces le preguntás a esa persona ¿qué es lo que hizo que no te dijera eso?

    P7: Probablemente hubiera respondido... "no tengo que agradecerte, no tengo que ir expresando (...)"

    M: Entonces esta persona tiene lo que Jorge Rubio -un famoso filósofo colombiano (Marshall se refiere bromeando a uno de los entrenadores del IIT)- llama un " berrinche de autonomía ". Estaba reaccionando a un "tengo que". Y vos estabas diciendo lo que te gustaría. La persona que escucha "tengo que" como exigencia, se somete o se revela. Entonces la persona está eligiendo revelarse "Yo no tengo que". Entonces si vos le decís a la persona "¿Cómo podría haber expresado esto como un deseo y no ser escuchado como una exigencia?". La otra persona te hubiera dicho: "Eh?". Es muy difícil para los chacales distinguir la diferencia entre un pedido y una exigencia. Han sido educados en el mundo de las exigencias, en el cual si no hacés las cosas que las personas quieren que hagas sos culpado, castigado... Entonces escuchan todos los pedidos como una exigencia. ¡Qué triste para todos ellos!

    Muy a menudo la razón por la cual no expresamos la gratitud es que pensamos que "tendríamos que". La exigencia ni siquiera tiene que venir de la otra persona. Los chacales se hacen estas exigencias a ellos mismos. Y si la exigencia viene -ya sea de afuera o de adentro- aún así provoca un berrinche de autonomía. La persona se resiste y se dice a sí misma: " Antes que se vaya yo tendría realmente que expresarle mi gratitud ." Realmente no lo van a hacer. No es difícil olvidarse las cosas que pensamos que "tenemos que hacer". No es muy divertido escuchar un "tienes que". ¿Hay algún otro ejemplo?

    P8: Si yo tengo uno. Cuando observo que has trabajado duro para mejorar el trabajo, me siento felíz y confiada porque tenía la necesidad de mejorar.

    M: Entonces, esta es la gratitud que te gustaría recibir. ¿Y qué es lo que hizo que la persona no la exprese?

    P8: "Temía que pensaras que te consideraba indispensable. Si lo tuyo es importante, me considero inferior a ti."

    M: Otro chacal por el que siento mucha tristeza, no saben ver cómo pueden servir a la vida y celebrar eso. Esos chacales han aprendido a comparar y compararse para ser mejor. Ese también es un mundo terrible para vivir. El miedo que tiene el chacal de expresar su gratitud por el miedo a sentirse inferior. ¡Qué horrible es quedarse atrapado en este mundo de comparación! Ellos no saben cómo hacer para que la vida sea tan triste.

    Hay un libro que se llama "Ayúdese a usted mismo a sentirse un desgraciado". Hay ejercicios en este libro que te enseñan a aprender a ser tan infeliz/miserable como puedas. El primer ejercicio muestra un hombre hermoso y una hermosa mujer, con sus datos personales y todas las medidas que completar: tamaño de la nariz, etc. Y el ejercicio es el siguiente "Toma tus propias medidas y compárenlas con estas personas tan maravillosas y piensen sobre las diferencias." Este libro produce lo que promete. Hacés este ejercicio y te sentís tan infeliz como podés. Hasta que das vuelta la página y aparece un cartel que dice "Este es sólo el precalentamiento". Sabemos que la belleza no es tan importante, entonces vamos ahora a compararnos con otras personas sobre cosas que si pensamos que son importantes. ¿Qué es lo que has logrado en tu vida hasta este punto? Y para ayudarte con este ejercicio, te ofrecen una serie de descripciones de los realizado por Morzart, Da Vinci, etc y las edades en que lo había realizado. (Risas) .

    Se termina el lado A del cassette. El lado B empieza con Marshall hablando. Parece que ha pasado a otro ejemplo. Parece que está dramatizando con los títeres.

    M: diálogo entre Marshall y un Chacal (títere)

    - Sería un gran regalo para mi si simplemente recibes este mensaje. Simplemente que me oyeras para mi sería un regalo. Por favor, detenme cuando no te sientas cómodo con algo de lo que digo.

    Hasta ahora nadie ha mencionado una de las razones más frecuentes / principales por la cual no expresamos gratitud. Hay un libro que se llama "El secreto de permanecer enamorado". En una parte de este libro él estaba haciendo un duelo. Algo que no había expresado que le hubiera gustado. Lo que le hubiera gustado expresar era una enorme gratitud que él sentía por su padre, pero nunca lo había hecho mientras su padre vivía. Y tenía una experiencia de una profunda tristeza porque sentía tanta gratitud que nunca había expresado, que sospechaba que el padre no había sabido nunca que en él existía esta sensación. ¿Y cuál era la razón por la cual no había expresado su gratitud? Porque mientras el padre estaba vivo él tenía tanta bronca que nunca había conectado con esa gratitud y no sabía como expresarla de modo que pudiera recibir empatía para poder manifestarla. Y realmente no podemos expresar gratitud muy bien y hacerlo honestamente cuando tenemos mucho dolor. Si no sabemos cómo expresar este dolor y recibir empatía, es tan triste porque también nos corta la celebración y nos quedamos trabados en el dolor. Se siente mal el quedarse trabados en el dolor y es aún peor cuando no podemos celebrar.

    Esto tuvo un gran impacto en mi cuando lo leí y yo pensé ¿quién vive todavía a quien me gustaría expresarle gratitud y que me daría mucha bronca si no lo hiciera? Y esa bronca es porque odiaría que ellos mueran antes que yo les exprese esta gratitud. Inmediatamente aparecieron nueve o diez personas que vinieron a mi mente y sentí una gratitud que realmente me llegaba de alguna manera y no la había expresado. Vean si hay alguno que viene a la mente de ustedes, algo que alguien hizo que realmente enriqueció sus vidas. Y si piensan en lo que hizo esta persona ahora, sienten una profunda gratitud. Pero por cualquier razón aún no lo han expresado. O tal vez si lo han expresado y si lo han hecho como una jirafa perezosa. ¿Qué quiere decir "una jirafa perezosa"? ¿Cómo expresa gratitud una jirafa perezosa? " Muchas gracias ". Esa es una jirafa perezosa. Ella dice " Gracias " pero no lo dice con claridad, cuáles son los sentimientos, cuáles son sus necesidades satisfechas. Entonces es difícil para la otra persona poder entender. Entiende un poquito. Pero la jirafa perezosa no le da a la otra persona una verdadera inyección de jugo jirafa.

    Lo que tienes que hacer es pedir por gratitud. Lo que yo digo es que si no recibís gratitud, entonces lo que hay que hacer es aprender a pedirla. Eva me dice: "Quiero que me digas cinco cosas que yo hago que hacen que la vida sea más hermosa para vos". Y entonces yo le doy una respuesta muy psicopática: "¿Cómo puedo elegir cinco de un millón?". (Risas)

    P4: Entonces no dice ninguna...

    M: Ella no me dejaría que me salga con eso. Ella persiste. Entonces le pregunté a ella "Dime una cosa que yo hago que hace que la vida sea más hermosa para vos". Y ella responde: "Voy a tener que usar mi imaginación". (Risas)

    OK, abramos algunas de estas razones por las cuales no hemos expresado gratitud y veamos las razones porque ustedes no lo han expresado. ¿Por qué no lo han expresado? ¿Qué es lo que hizo que Ustedes no lo hicieran?

    Cuando tenemos miedo a expresar gratitud de un modo jirafa (desde la conciencia de la conexión) es porque si lo digo, tengo miedo de no tener oídos de jirafa para responder a lo que me diga la otra persona. No nos preocupa tanto la respuesta del otro, el miedo es por no poder escuchar la respuesta del otro con oídos de jirafa. ¿Qué es la peor cosa que puede pasar si expresamos gratitud?

    P8: No ser recibido...

    M: Y entonces tendrás que ponerte los oídos de jirafa. Cuando en lo más profundo de tu corazón sentís una profunda gratitud, el chacal dice "Es interesante". ¿Algo así? ¿O peor?

    Lo que quiero comunicar ahora, es algo que dije varias otras veces: nunca tenemos que preocuparnos por la respuesta de la otra persona . Si pensamos eso, perdemos poder. Lo único de lo que nos tenemos que preocupar es de cómo nosotros escuchamos esa respuesta . Esto nos recuerda que el poder está en nuestro corazón y no tenemos que preocuparnos por ellos, sólo por nosotros mismos. ¿Alguien más necesita contacto conmigo para expresar gratitud?

    P6: Yo tengo algo muy vivo ahora. Esta sesión es justo algo que me pasa con mi padre... (Silencio)

    M: Veo que es muy doloroso eso... Soy un padre con oídos de jirafa y me gustaría escuchar... (Silencio)

    P6: Quiero que sepas cuán agradecido me siento y cuánto amor siento por vos... y todo este tiempo que eludí expresártelo tenía mucho miedo que te vayas de esta vida sin escucharlo...Y miedo de qué te vayas sin saber cuán importante fueron los valores que me pasaste... (Silencio)

    Siento un montón de energía en mis manos...

    M: Me gustaría decirte lo que me está pasando ahora... Contarte lo que estaba pasando... Nunca recibí un mensaje que fuera tan difícil de recibir, es tan difícil recibir. Es tan profundo el haber visto cómo te habría afectado esto, haber llevado este mensaje tan hermoso durante tanto tiempo... ¿Alguna vez leíste lo que dijo (...)?

    P6: Si, creo que si...

    M: "Es nuestra luz no nuestra oscuridad lo que nos da más miedo." Cuando veo a mi hijo que está tan orgulloso es tan hermoso, tan hermoso... No estoy acostumbrado a recibir esto. Entonces jirafa, en la medida en que quieras verme y percibir, no dejes que mi miedo interfiera en lo grande que sos... y al hablar desde este lugar muy profundo... es demasiado precioso para mi recibir tu regalo, es tan hermoso... Y ahora hijo, también quiero decirle a la otra parte que tengo miedo de que tal vez no pueda recibirlo... Es tan triste que esto (...) que recibiera tanta belleza y tanto placer en ello... Tal vez si hubieras visto en mis ojos tu dolor y que puedo entenderte y que ha sido difícil para mi recibir el mensaje especial (...) Pero espero hijo, que esta gratitud sea expresada... y si yo me olvido de ponerme mis oídos de jirafa, espero que puedas mantener en tu conciencia esta gratitud que ahora experimentás. Es simplemente que no sé qué hacer con tanta belleza... ¿Cómo te sentís hijo con esto que digo?

    P6: Realmente sorprendido... tratando de entender por qué no te lo decía. Reconocía la necesidad de cuidarte...

    M: Puedo ver lo difícil que era (...) Ver tanta belleza que querías expresar y tenías miedo de la reacción con la que lo iba a recibir. Puedo ver ahora el dilema...

    P6: Tenía la fantasía de que podías morir...

    M: Es que aún si yo me muero después de que lo dijiste, hubiese estado felíz de haber estado acá... y así hubiera tenido mi necesidad de significar la gratitud... (no estoy segura que estas sean las palabras exactas que dice Marshall porque está muy bajito en esta parte la grabación). Ahora espero ver tu reacción papá cuando veas este video... ¿no va a ser divertido? Mirarme y esucharte...

    P6: Siento mucho agradecimiento por ser recibido en esto.

    M: Amo a tu padre.

    P6: Yo también lo amo.

    M: Hay algún sentimiento que a alguien le gustaría expresar antes de que nos vayamos del salón para... me pidieron que dejara el salón a las 5 PM... Algún sentimiento que quieran expresar, quedan cinco minutos para terminar.

    P9: ... Escucharte no me hizo acordar tanto a lo que me pasa con mi padre, sino que me gustaría que pasara entre mi marido y mi hijo, quisiera que esto pasara antes de ser demasiado tarde... Gracias y sos una persona muy linda...

    M: ¿Cuál pensás que sería la reacción de ellos si les pidieras que vean este video?

    P9: No sabía que estaban grabando...

    M: Tendríamos que obtener por supuesto el permiso de P6 en relación a lo que se hace con este material, ya que este es un material muy privado.

    P: Its absolute up to you

    P6: Estoy encantado de colaborar.

    P8: Me gustaría compartir algo. Yo tuve la oportunidad de hacer esto. Primero en un taller y después con mis padres que actualmente viven los dos. Es una diferencia muy grande desde entonces.

    M: ¿Cuál es la gran diferencia?

    P8: Yo pude hacer este trabajo primero en un taller y después en la vida real.

    M: Me gustaría escuchar la reacción.

    P8: Fue muy lindo. Lloraron mucho los dos y yo lloré mucho y me costó un tiempo asimilarlo... meses, años... no sé... Pero hizo una diferencia muy grande en mi vida y hoy mis hijos me agradecen permanentemente las cosas. Mi hijo me escribe cartas bellísimas y tarjetas bellísimas y creo que lo pueden hacer porque me vieron a mi hacerlo, ellos fueron testigos de mi proceso y lo compartí con ellos y entonces hoy pueden hacerlo conmigo y con las demás personas, con sus parejas. Fue una experiencia extraordinaria. Tal vez no se hablar en idioma jirafa y habré agradecido como chacal muchas veces, pero si el ejercicio de agradecer es cotidiano en mi familia y hace una diferencia al bienestar increíble. Yo muchas veces siento que me puedo morir hoy mismo y no tengo deudas ni con mis padres ni con mis hijos.

    M: La calidad afectiva que tiene el jugo jirafa es maravillosa.

    Gracias.

    La Reserva, Capilla del Señor, 15 de Noviembre del año 2003.

    Volver